domingo, 12 de agosto de 2018

Abusos laborales y persecución sindical en Médicos Sin Fronteras


El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha condenado a Médicos Sin Fronteras por prácticas abusivas en la contratación. Se trata de una cláusula ilegal impuesta a la plantilla de captadores de socios.

La figura del captador se ha extendido entre las grandes oenegés y por nuestras ciudades. No, quienes nos "venden" a las distintas entidades para que nos hagamos socios no son militantes ni voluntarios de esas organizaciones. Son comerciales, trabajadoras precarias y sobreexplotadas, como demuestra la sentencia“Se trata de una cláusula tipo introducida en todos los contratos y sin posibilidad alguna de negociación por las partes. Por otro lado, establece un procedimiento sancionador que puede dar lugar a la extinción del contrato...Es una cláusula general no pactada que debe reputarse abusiva e implica un desequilibrio de derechos y obligaciones y un perjuicio desproporcionado y no equitativo, pues queda en manos del empresario la determinación de la aplicación de la cláusula y la posibilidad de despido sin indemnización más allá de lo legalmente establecido, implicando una renuncia de derechos irrenunciables y siendo una cláusula abusiva, concluye la sentencia.



La respuesta de MSF ha sido la esperable en una oenegé humanitaria. Ha anunciado que va a recurrir la sentencia y ha iniciado una caza de brujas, despidiendo a 12 sindicalistas (8 de CNT y 4 de CCOO) de los sindicatos denunciantes.

Desde La Rosa En Lucha queremos mostrar todo nuestro apoyo a la plantilla de MSF, especialmente a los represaliados por entender que la defensa de los derechos humanos empieza en casa. Para más información, recomendamos leer el artículo El negocio de la solidaridad: sueldos míseros, contratos abusivos y poca transparencia.

domingo, 5 de agosto de 2018

Y para lo que haga falta, oiga!


Las Auxiliares de Servicios Sociales de la red de personas sin hogar no somos las únicas en tener problemas con nuestra categoría profesional y nuestras funciones (en La Rosa estábamos contratadas como gerocultoras). Aquí tenemos el ejemplo de las compañeras de residencias de mayores. Amenazas y coacciones para paliar las carencias del servicio poniendo en riesgo tanto su carrera profesional como a las personas atendidas.

Un mal endémico en nuestros Servicios Sociales externalizados, contratar gente voluntariosa sin reconocer ni pagar el trabajo realizado. Si pagamos a un educador como monitor, la diferencia para el zurrón. Y así con todo, ¿o vas a ser tan mala persona de dejar al usuario sin atender por no se qué del convenio? Las personas siempre lo primero, por favor, ¡como sois los trabajadores!

Lo sorprendente es que alguien se extrañe, cuando entre nuestros patrones está la gente de Púnica, de Enredadera y las que saldrán. Cada día que pasa, es más necesario luchar por la gestión directa de nuestros servicios públicos.

miércoles, 25 de julio de 2018

No al cierre de los comedores sociales en verano

El hambre se va de vacaciones en agosto. O eso deben pensar los responsables de los comedores sociales. Todo nuestro apoyo a las personas afectadas



jueves, 19 de julio de 2018

3/4 de vaso

Ni medio lleno ni medio vacío...en los servicios sociales externalizados lo que hay son "3 cuartos de vaso" (la imagen es del Luis Vives, la joya de la corona del Ayuntamiento de Madrid, gestionado por Grupo5).



¿Qué modelo de intervención sugiere que las personas sin hogar no deben desayunar un vaso entero? ¿Qué cambio conductual se busca con esta medida? Obviamente no tiene nada que ver con las "ciencias sociales". Es mucho más simple. 

Y es que no debemos olvidar qué significa eso de la "gestión indirecta". Pongamos que un centro sirve 100 desayunos al día. Si por cada 4 vasos te sale gratis el quinto, te ahorras 20 vasos en cada desayuno. Unos 5 litros al día. 1825 litros de leche al año que se van al zurrón de la empresa, ong o fundación de turno. Y así con todo.

¿El mayor problema? Que al igual que para ahorrar leche las pautas para organizar los desayunos se dictan buscando precisamente reducir costes (aumentar beneficios), los centros (y las relaciones laborales) terminan organizándose con el mismo fin último e inconfesable. Y es así, arañando a paladas o a sorbitos, como dinero público destinado a cubrir necesidades sociales termina en cuentas corrientes vaya usted a saber dónde.

martes, 10 de julio de 2018

Ayuda a Domicilio en lucha

Las compañeras del Servicio de Ayuda a Domicilio se están organizando en todo el estado. Desde la Plataforma Estatal Ayuda a Domicilio SAD están denunciando los sueldos de hambre, la sobreexplotación laboral y las carencias de un servicio fundamental. Una situación motivada en gran parte por ser un colectivo profesional totalmente feminizado, centrado en los cuidados. 

Las trabajadoras que cuidan de nuestros mayores y dependientes han dicho basta. Se están organizando y movilizándose, participando en el movimiento No+Precariedad. Ayer las compañeras de Castilla y León secundaron masivamente la huelga por el convenio, llenando las plazas de ciudades y pueblos. En las concentraciones se guardaron 3 minutos de silencio en recuerdo de las víctimas de la violencia machista. En Álava han decidido ir a la huelga indefinida en septiembre. Además, en todas partes crece la lucha por la municipalización del SAD. A ver si nuestro Ayuntamiento toma nota y deja de beneficiar a empresas como Clece o Asispa, que también hay que dar trigo.




lunes, 9 de julio de 2018

No a la reprivatización de los polideportivos que finalizan contrato

Hace pocos meses, el Ayuntamiento de Madrid anunciaba un nuevo sistema de gestión mixta para los 5 Centros Deportivos Municipales cuyo contrato de gestión privada vencía en esta legislatura. Dicho sistema contemplaba que una parte menor de las tareas fueran asumidas directamente por el municipio, con personal propio, y la mayor parte se volviera a licitar a las empresas privadas. Este modelo fue rechazado de manera generalizada, entre otros motivos por la inseguridad que generaba a los trabajadores y trabajadoras, al no contemplar la subrogación, y porque no suponía avance sustancial en la gestión de un servicio que está cada vez más deteriorado por el afán de las empresas privadas.

Estas críticas recibidas a un modelo que no contentaba a nadie, y la movilización de las y los trabajadores, hicieron replantear al equipo de gobierno municipal su estrategia a seguir, y ahora anuncian un modelo, que llaman de gestión directa, que no es más que una continuidad pura y dura del modelo privatizador.

¿Qué cambia en este modelo? Que la dirección del Polideportivo estará a cargo de una persona nombrada por el Ayuntamiento de su propia plantilla, pero el resto de las actividades salen de nuevo a licitación para que las gestionen empresas privadas.

El Ayuntamiento de Madrid alega que este modelo es el que tiene mayores garantías jurídicas para la continuidad de los y las trabajadoras en sus puestos de trabajo. Pero esto es sólo cierto si se compara con la propuesta anterior, en la que se renunciaba a la subrogación, tanto de la parte que se gestionaría de manera directa como la que quedaría en manos de empresas privadas, amparándose en algunos sindicatos que preferían defender intereses corporativos en lugar de otros más generales. Se trata de una comparación tramposa: amenaza con despidos y luego ofrece “quedarme como estoy”, como dice el refrán.

El modelo que se propone significa mantener la precariedad laboral de las plantillas con la que las empresas privadas gestionan los Polideportivos, con bajos salarios, contratos temporales en muchos casos, muy lejos de esas garantías laborales que se anuncian.

Además este modelo supone no avanzar ni un sólo paso hacia la regularización de muchos de las y los trabajadores interinos  con contratos a tiempo parcial e ínfimas condiciones laborales, que por el contrario y con la gestión directa, tendrían expectativas de mejorar y estabilizar sus horarios y salarios, al tener que aumentar unas plantillas deficitarias.

No es cierto que sea imposible legalmente la subrogación  por parte de la administración que decide asumir de manera directa la gestión de un servicio; hay muchas sentencias judiciales que obligan a esta subrogación, y hasta la nueva ley de contratos del sector público lo deja planteado con más claridad: Se trata de un mandato legal. ¿No lo ha hecho el propio Ayuntamiento de Madrid en los casos de BiciMad o la Funeraria, que tan buenos resultados están dando? Querer mejorar las condiciones laborales y acabar con la precariedad no es pretender un privilegio (como hay quien pretende dar a entender); simplemente se trata de un DERECHO.

Por supuesto que estamos contra los despidos, y por ello a favor del mantenimiento de los puestos de trabajo. Pero no en condiciones precarias como las actuales y sin un horizonte claro a largo plazo. Exigimos las mejoras laborales que significaría una subrogación de las y los trabajadores en el sector público municipal, y la mejora de las expectativas del personal interino, y por eso compartimos la posición adoptada por el comité de empresa del Ayuntamiento de Madrid que recientemente ha rechazado la actual propuesta reprivatizadora.

Pero además, cuando reclamamos la gestión directa municipal del servicio deportivo, queremos que acaben las corruptelas en los contratos, la mala calidad o privaciones de algunos servicios que sufren muchas de las personas usuarias de los mismos y que hemos denunciado en anteriores ocasiones; queremos por ejemplo que un bono sacado en una piscina de titularidad municipal pueda ser usado en cualquier otra piscina de la red municipal.

Y queremos también que se ponga fin al deterioro de las instalaciones poco mantenidas por las empresas privadas, y que el Ayuntamiento, es decir todos los vecinos y vecinas de la ciudad, nos ahorremos gastos superfluos de los contratos, como el beneficio empresarial, el IVA, y un largo etcétera.

Si rechazamos el modelo reprivatizador que se propone no es para colocar en una situación de incertidumbre a quienes ya trabajan allí, sino todo lo contrario, por exigir que se mejoren sus condiciones laborales y tengamos un servicio de mejor calidad y más barato para las arcas municipales.

Y un detalle importante: No llamen remunicipalización ni gestión directa a un modelo en el que el 95% de la actividad y la plantilla pertenece a una empresa privada a la que el Ayuntamiento paga por realizar esos servicios. Un poco de seriedad, por favor.

Madrid, 9 de julio de 2018

Plataforma de Trabajador@s y Vecin@s por la Remunicipalización y Gestión Directa de los SS.PP de Madrid



Correo_e: municipalizacionmadrid@gmail.com

viernes, 6 de julio de 2018

Somos ciudadanos de segunda

Así lo entiende EMT Madrid. Desde Acción En Red Madrid se solicitó que una línea de autobús llegara hasta Pinar de San José, donde se ubican varios centros de acogida. La respuesta es negativa, porque la ampliación de la línea "ocasionaría un perjuicio considerable a los actuales usuarios, puesto que se incrementaría la duración del trayecto en diez minutos". Sólo en uno de estos centros, Puerta Abierta, viven 130 personas (muchas con importantes problemas de movilidad) y trabajan varias decenas más. Obviamente, hay ciudadanos de primera (con derecho a transporte público) y ciudadanos de segunda (sin derecho a transporte público). ¡Y esto en la capital del reino!


La última moda en nuestros "recursos residenciales" (desde albergues a centros de menores, residencias geriátricas, cárceles, etc) es situarlos en medio de la nada, fuera de los núcleos urbanos. Parece que también dejarles sin transporte. Pero no seamos mal pensados, todo es por el bien de las personas atendidas, para favorecer su integración (los trabajadores ya tal, que es un trabajo muy vocacional y eso). Como aumentar en verano la presión policial para "sacar" a las personas sin hogar de las zonas turísticas. Obviamente también es por su bien. A ver si a fuerza de esconder tantas cosas bajo la alfombra, al final se os va a joder a vosotros la moqueta.